Curso de formación y crecimiento personal (7)

CONTROL EMOCIONAL: Resumen de la clase

Para construir sobre roca en nuestra vida personal y poder madurar y crecer apropiadamente, es necesario tener una base emocional sólida. Éste es un trabajo de años, pero que es posible alcanzar con el trabajo consciente. El controlar las emociones no solo nos hace tener una vida emocional estable, sino que también fortalece la voluntad y, además, ayuda a tener una visión clara de la realidad (un intelecto sano), ya que las emociones descontroladas son el mayor obstáculo para percibir la realidad personal y la que nos rodea.

Control cerebral y emocional

  1. Descubre la causa consciente de tus emociones: la idea que la produce. Cambia tu manera de mirar al acontecimiento que inducía esa idea. Debilítala desligándola de otros recuerdos. Quítale trascendencia y duración.
  2. Buscar, si acaso existe, la causa inconsciente. Recuerda experiencias pasadas que han podido dejar llagas afectivas. Cúralas ahora aceptándolas o sublimándolas. Trabajar en el perdón para mirar ciertos eventos con “otros ojos”.
  3. Modifica tu predisposición o humor negativo. Para ello pon ideas y actos positivos contrarios. Obra “como si” estuvieses alegre, seguro, motivado…
  4. Disminuye tu emotividad, fortaleciendo tu organismo, quitando tensiones excesivas y prolongadas de los músculos y evitando el exceso de hormonas proveniente de la repetición de emociones. Sobre todo fortalece tu interior por medio de un reajuste de valores, apreciando más lo trascendental y eterno y no tanto lo temporal y pasajero y dominando tus instintos por la razón y la fuerza de voluntad.
  5. No des lugar a un recuerdo o idea perturbadora o que te altera emocionalmente:
    • a) evitando la ocasión;
    • b) ocupando tu mente en otras ideas u ocupaciones que te llenen;
    • c) fomentando la observación y las sensaciones conscientes;
    • d) dándote cuenta mejor de lo que haces y de lo que sientes o temes.
  6. Vive las emociones positivas: Ama a la bondad humana pensando en sus muchas cualidades y excusando sus defectos. Ama sobre todo a la Bondad Divina por sus perfecciones infinitas y por lo mucho que te da y ama. Confía en la maquinaria perfecta que Dios te ha dado para conseguir tu fin y tus ideales razonables. Confía sobre todo en tu Padre Celestial que vela por ti y puede y quiere ayudarte “para que seas perfecto como nuestro Padre Celestial es perfecto”. Alégrate, pensando en tanto bueno como hay en ti, en la sociedad, en esta vida y en la eterna. Una de estas emociones intensas superará cualquiera de las negativas; la contraria, la desarraigará.
  7. Cambia la expresión controlable en tu rostro. Sin ese apoyo y complemento fisiológico la emoción se debilita; con la expresión contraria se apaga. Afloja todos los músculos: ojos, rostro, pecho, brazos, etc., y trata de airarte. Verás que lo consigues. Respira hondo. Sonríe. Toma actitud de valor… el temor o tristeza disminuirán. No utilices este medio sino cuando refrenas o cambias tu pensar negativo.

Material empleado durante la clase:

Irala, Narciso. Control cerebral y emocional.

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s