Gobernantes sin principios

“Por la plata baila el mono” dice la sabiduría criolla. ¡Cuán triste y cierto a la vez! Porque ciertamente que del mono no se puede pedir mucho, pero cuando el mono ha “evolucionado” en ser humano, con su carácter racional y libre, al menos se le pide que actúe según principios concretos. ¿O será que algunos no han avanzado y ante el billete bailan o dicen lo que los poderes de este mundo les dicten? Y yo particularmente le temo más a un hombre sin principios que a un hombre con principios criminales. Porque de entrada sabemos cómo va a reaccionar un Lenin o un Stalin, pero de un tipo sin principios ¿qué esperar?

Porque eso es lo que está pasando a nivel mundial. Aquí no se trata de teorías o conspiraciones imaginarias. Es un hecho que la Argentina, por ejemplo, hace unos días recibió un crédito millonario del FMI, y sorpresivamente, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), en un gesto de gran generosidad, prestó 200 millones de dólares a la República Argentina, ni más ni menos, para que se empleasen en la “política de igualdad de género” (¿caridad? Para nada, de esos intereses a pagar no nos saca ni Soros…). [El gobierno proporcionó la prueba recién el 8 de noviembre AQUI]

cuervo

Ciertamente que no estamos en contra de proteger a la mujer, de evitar que sufra violencia, pero no pueden predicar esto y proclamar “la capacidad de las mujeres de gozar plenamente de sus derechos reproductivos” cuando el aborto es una de las violaciones más graves a los derechos humanos y de toda madre. Y esta frase no es invento, sino parte del comunicado de prensa del Ministerio de Hacienda.

Y esto es tan grave como el usar ese dinero para propagar la agenda ideológica de los activistas LGBT, que de paso no representan a nadie, ya que nadie los eligió como portavoz del “movimiento”.

Hay que recordar una y otra vez que el marxismo es la ideología de base en la teorización del género. Esto ciertamente complica las cosas, ya que el marxismo en sí mismo es una teoría carente de realismo y evidencia empírica, fundado en gran medida en la mentira.[1] Además del hecho que se llevó consigo cientos de millones de vidas, ya que es una ideología criminal, nunca nos olvidemos eso.

Con respecto al dinero prestado, y que se va a usar en implementar lo que llaman la “perspectiva de género”, uno de los argumentos para introducir la educación sexual en las escuelas es que hay que inculcar el respeto por la “diversidad de identidades” derivados de la orientación sexual, la identidad de género, la apariencia física, las diferencias étnicas, o culturales. Asimismo, se afirma que la educación sexual integral propicia un “uso igualitario” del aula y del patio entre varones y mujeres, como así también de los juegos y juguetes en la medida en que considera que éstos no son “exclusivamente de varones” o “exclusivamente de mujeres”.[2]

Aquí hay dos errores filosóficos y sociológicos de origen marxista, los cuales están íntimamente conectados y es necesario notar y refutar: la teoría de la identidad o diferencias, y la igualdad de género. Curiosamente, la teoría de la identidad y diferencia surgió dentro del feminismo como reacción a la lucha feminista por la igualdad. Las proponentes de la igualdad buscaban un ser humano andrógino, es decir, carente de género, ya que querían promover una igualdad total entre el hombre y la mujer, incluso biológica. Como en definitiva la que sale perjudicada es la mujer, ya que se pretende actúe como el hombre, y en reacción a esta masculinización de la mujer, el feminismo se dividió y dio origen a las proponentes de ideas como la identidad y diversidad, reclamando un trato diferente por la razón de identificarse de maneras distintas: como mujer, como lesbiana, transexual, etc. Por eso, y siguiendo en la línea marxista del feminismo, se incorporó la idea de identidad de genero en conjunto con la idea marxista de la opresión de género y de los derechos humanos (LGBT) para proteger estas “identidades”.

Hoy en día ambas ideas, la de la igualdad e identidad o diferencia, se encuentran entrelazadas, aunque sean contradictorias y dentro del feminismo haya corrientes muy marcadas de uno u otro lado.

Los próximos artículos tratarán de explicar esta contradicción marxista de la igualdad y la identidad (o diferencia)… ¡Qué cosa confusa esto de Marx!

®Pablo Muñoz Iturrieta

[1] Como bien lo afirma Federico Jiménez Losantos, el comunismo nace y renace una y otra vez por la violencia y disfruta de una extraordinaria prosperidad gracias a la mentira. Cf. Jiménez Losantos, Federico, Memoria del comunismo: De Lenin a Podemos, Madrid, La Esfera de los Libros, 2018, p. 119.

[2] Cf. Ballestrini, Alberto, Daniel Scioli, Enrique Hidalgo, y Juan H. Estrada, Programa Nacional de Educación Sexual Integral, Poder Legislativo Nacional, Ley  26150, Buenos Aires, 2006.

Colabore con el proyecto ($2 dólares)

$2.00


El presente artículo está basado en mi próximo libro “Ideología de género y educación sexual”, el cual está basado en más de 800 artículos científicos sobre el tema. Los expertos consultados se cuentan entre las autoridades más importantes en el mundo científico en los campos de la genética, psiquiatría, endocrinología, epidemiología, epidemiología psiquiátrica, neurología, neuroinmunología, genética, biología, pediatría, medicina interna, y sociología. También han sido consultados multitudes de personas víctimas de la ideología de género, y sus testimonios trágicos verán por primera vez la luz en estas páginas. A ellos y sus familias van dedicadas estas páginas, porque debemos encontrar un camino para aliviar su sufrimiento.

tapa libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s