Colón era un villano ¿Por qué celebrar…?

Hoy es el 12 de octubre, y una vez más nos atormentan con que España esto, España lo otro… Que lo que hicieron fue un genocidio, que colonizaron y sometieron a los pobres indígenas los cuales eran todos pacifistas y felices antes de la llegada del demonio blanco… Pobre Colón, cuyo apellido dio origen a un verbo genocida: “colonizar”…

IMG_9104

No voy a tratar aquí de refutar cuántas mentiras se escuchan. Un gran trabajo es lo que ha hecho Que No Te La Cuenten, mostrando cómo el marxismo cultural busca falsificar la realidad para imponer su propia ideología destructiva (ver este gran artículo). Sí, ellos justamente, los seguidores del marxismo que asesinó a mas de 100 millones de personas en la Unión Soviética, más los millones en China, Cambodia, Cuba, y la lista sigue…

Y son estos marxistas los que promueven la guerra contra el 12 de octubre. En el 2004, el déspota charlatán Hugo Chávez suprimió el Día de la Hispanidad, colocando al 12 de octubre como Día de la resistencia indígena. Y en junio del 2013, el Gobierno de la procesada Presidente Cristina Fernández de Kirchner dispuso la extracción del monumento a Cristóbal Colón, enviándolo a Mar del Plata, y reemplazándolo por una estatua a Juana Azurduy de Padilla.

colon

A lo que me quiero referir ahora es a un simple hecho. Toda la propaganda indigenista, anti-Europea, anti-colonialismo que se escucha no es porque se ame al indio. Es porque se odia a la Civilización Occidental. Se odia la riqueza de conocimientos filosóficos, científicos y teológicos que se han ido acumulando a través de los siglos mucho antes incluso que Cristo pisara la tierra. Se odia porque este modo realista de ver al mundo se contrapone con la visión marxista del mundo, de la lucha de clases, de la opresión… y que ahora se manifiesta nuevamente bajo un nuevo nombre: ideología de género. Es decir, el marxismo de siempre, pero sexualizado, genitalizado, afirmado, lo cual da lugar a nuevos derechos que se corresponden a nuevas identidades LGBT+.

La educación sexual integral es un claro ejemplo de lo que podemos llamar “un nuevo modo de abusar a los niños”: por la ideología perversa que, en vez de solucionar un problema de origen psicológico, de percepción, o de abuso sufrido en la niñez, se eleva una falsa identidad a la categoría de esencia, como si el identificarse con tal o cual práctica sexual nos constituyese en personas. Esto se agrava dado el hecho de que, por medio de la educación, se enseñan prácticas genitales (porque eso es la ESI: un manual de práctica genital). Se lo tapa con realidades a las cuales hay que atender, pero que en sí son secundarias al programa de indoctrinación, ya que lo que se busca es la afirmación de género, el cual constituye a la persona como tal, e ir contra eso (es decir, ayudar, por tratamiento psiquiátrico a superarlo) es un crimen que va contra los derechos del niño… ¿Qué está pasando que la gente no reacciona? ¿No se dan cuenta de que la ideología de género de hecho se ha llevado cantidades de vida donde ha sido implementada? Las personas LGBT son las primeras víctimas, y no los debemos abandonar, ya que son ¡vidas humanas!

Y lo del rechazo a nuestra civilización occidental no es invento mío: se habla de “un proceso de descolonización cultural” y de una “educación para la integración latinoamericana” la cual tiene como base “la necesidad de la descolonización pedagógica” y “el tipo de historia que enseñamos y la construcción de la memoria colectiva”… Es bien claro, entonces, que la descolonización hace referencia a la cultura y a nuestra civilización occidental. Pero esto trae graves inconvenientes: ¿Vamos a desterrar a las ciencias, la lengua, la religión, en definitiva la civilización y cultura del pueblo? Porque este parece ser el acometido. No es de extrañarse, por ejemplo, que la ciencia se deja de lado en el debate sobre la educación sexual y “perspectiva de género”… Ya de hecho se está descolonizando la ciencia y la medicina, y en su lugar se imponen las “ciencias” sociales de corte marxistas.

Si vamos a descolonizar, descolonicemos el Marxismo, que Marx bien europeo era, y el intento de la comuna de París en la revolución francesa también lo era (Marx sostuvo, por ejemplo, que el problema de la revolución francesa fue que no se guillotinó más gente…). Demasiadas vidas perecieron por culpa de una ideología rencorosa, asesina y ficticia. No más muertes. No más comunismo. Afuera la ideología de género, que ya se ha llevado sus vidas también (el 41% de personas transexuales han intendado sucidarse según estudios recientes).

®Pablo Munoz Iturrieta

El que quiera profundizar en esta ideología marxista decolonizadora, para que vea que no es invento mío, puede verlo aquí:

Jaguaribe, Helio (1961), Burguesía y proletariado en el nacionalismo brasileño. Buenos Aires, Coyoacán, 1961.

Jaramillo, Ana (2014), La descolonización cultural. Un modelo de sustitución de Ideas, Lanús, Edunla.

Luna, Milton (2006), “El rol de los docentes en el cambio educativo”. En: Revista PREALC, n°2, febrero de 2006.

Llambías (2013), Educación para la integración. Cómo se enseña la historia en Nuestra América. Buenos Aires, Ediciones Ciccus.

Sousa Santos, Boaventura (2009), Una epistemología del sur: la reinvención del conocimiento y la emancipación social, Buenos Aires, Siglo XXI.

Vitale, Luis (1992), Introducción a una teoría de la historia de América Latina. Buenos Aires, Editorial Planeta.

Colabore con el proyecto ($2 dólares)

$2.00

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s