¿Cómo puedo saber si estoy listo/a para el matrimonio?

Esta pregunta la escuché una y otra vez, y me pareció tan importante, que me dediqué a preguntar por mucho tiempo a muchas personas qué es aquello que, si ahora tuviesen la oportunidad, cambiarían con respecto al tiempo previo al matrimonio. Podría enumerar cerca de 150 elementos, pero algunos no son tan esenciales como otros, o se encuentran en cierta manera enmarcados por otros. No es mi experiencia personal sino la de tantos matrimonios, algunos de muchos años, otros fracasados, otros en penosas situaciones. Gracias a todos los que colaboraron, porque tal vez puedan ayudar a otros a tomar la decisión correcta.

Resumo esa sabiduría en simples consejos para futuros esposos:

1- Deben ser honestos, sin honestidad no se llega a ningún lado.

2- Deden haber desarrollado la capacidad de poder negociar y llegar a mutuos acuerdos, porque en la vida no siempre van a reaccionar de la misma manera ante distintas situaciones, por lo que es imprescindible a veces dejar de lado la propia opinión.

3- Deben tener el deseo de siempre decir la verdad, y nunca, nunca mentir.

4- Tener un plan en conjunto para la vida que les espera. Las cosas se deben hablar, y estar de acuerdo en lo que consideramos como esencial para nuestra vida, aquello que nos llenaría de gozo si lo pudiésemos alcanzar, y los medios para poder llevarlo a cabo.

5- Mutua atracción, tanto espiritual, como intelectual, emocional y física.

6- Preferir la paz a largo tiempo por encima de una victoria pequeña. Es decir, saber olvidarse a sí mismo y concederle al otro, porque la vida continua, no es el fin del mundo.

7- Sentido de la fragilidad personal, y de que cometemos faltas, no somos perfectos.

8- La habilidad de perdonar y saber pedir perdón.

9- No tener una puerta trasera para salir corriendo. Es decir, no tener un plan B, por si acaso no funciona. Nunca.

10- Tener muy buena comunicación, es decir, hablar siempre las cosas. No guardar temores, resentimientos, ni nada. Muchos problemas se deben a la falta de comunicación.

11- Por último, el más importante. Amar a Dios sobre todas las cosas, porque el matrimonio sin Dios está centrado en uno mismo, es decir, en el egoísmo.

Y una vez casados, repetir todos estos pasos eternamente, para que el amor eterno de Dios los envuelva cada día.

Espero que éste artículo les sea de ayuda, y compartan con aquellos a quienes les pueda servir. ¡Gracias!

®PabloMunozIturrieta

Anuncios

Un comentario

  1. Excelente! Seguro que todos los que lean este artículo, van a tener una idea más clara de lo que es el matrimonio. Gracias! Son palabras muy enriquecedoras.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s