La revolución de los CAMIONEROS en Canadá

Si no fuese por las redes sociales y grupos de Telegram, posiblemente nadie se hubiese enterado del convoy gigantesco con miles camiones en Canadá camino a Ottawa y que ha originado un movimiento político sin precedentes. Aquí les cuento todo sobre el #freedomconvoy2022.



El #FreedomConvoy ya está en Ottawa desde el sábado para protestar contra los pasaportes sanitarios y la tiranía del gobierno de Trudeau porque nadie más en Canadá tuvo el coraje de hacerlo. Estos camioneros están ahí para defender los derechos humanos constitucionalmente garantizados que la mayoría de los canadienses fueron demasiado cobardes para defender.

Pero algo positivo de todo esto es que los camioneros lograron levantar al pueblo, una cosa nunca vista y cientos de miles de personas salieron a las calles a recibir las distintas caravanas provenientes de distintos puntos del país. Y no solo ellos, desde el mundo entero se siguió con atención la caravana que incluso llamó la atención de Elon Musk, Donald Trump, Jordan Peterson y cantidad de personalidades a lo largo y ancho del planeta.[1]

Pero para entender el por qué de la caravana, hay que saber que Trudeau ha estado gobernando Canadá por medio de mandatos ejecutivos a partir de la declaración de Emergencia Nacional, una medida que fue diseñada en 1985 y para ser aplicada de manera solo temporal en caso de un ataque a la soberanía y territorio de Canadá.[2]

Pero Trudeau, quien responder a los intereses y agenda del Foro Económico Mundial ha aprovechado la ocasión para imponer un nuevo orden social, control absoluto, cierres de fronteras, cierre de escuelas, seguimiento de los ciudadanos por medio del GPS del celular,[3] restricciones de apertura para negocios y restaurantes que han llevado al quiebre y cierre más de 200.000 compañías,[4] e incluso todavía hay toque de queda en varias regiones de Canadá con multas altísimas.

El pase sanitario impuesto sobre las industrias que son controladas por el gobierno federal fueron lo que hizo explotar todo y llevó a los camioneros a marchar hacia Ottawa. Lo que comenzó con unos cientos de camiones llegó a decenas de miles de camiones que se iban uniendo a lo largo de las distintas rutas y miles de familias que salieron a las calles para saludar, alentar y apoyar con alimentos a los camioneros.

El número de camiones se calcula en alrededor de 50 mil, sin embargo, el número total de camiones y vehículos que participaron de la marcha en distintos puntos del país fácilmente supera los cientos de miles. Trudeau intentó minimizar la manifestación de los camioneros, alegando que se trataba de un grupo marginal e incluso que era protagonizado por la «extrema derecha» y «supremacistas raciales». Y eso hizo explotar aún más al pueblo y movilizar a mucho más gente que incluía camioneros de toda raza y color, camioneros blancos, negros, provenientes de la India e incluso cientos de indígenas que viajaron a Ottawa para pedir fin a las medidas tiránicas de Trudeau y realizaron danzas tradicionales en repudio al mandatario.[5]

Pero a pesar del creciente apoyo popular hacia este movimiento político, los medios corporativos los demonizan como racistas, de extrema derecha, etc. ¿Por qué eso? Porque otra cosa que hay que entender es que en Canadá los medios hegemónicos están controlados por el gobierno liberal y se caracterizan por presentar un pensamiento único, progresista y abiertamente globalista. La única agenda que les interesa es la relacionada a lo que el gobierno les imponga desde arriba, que a su vez responde a los intereses del Foro Económico Mundial. El mismo Klaus Schwab se enorgullecía hace un tiempo de que Trudeau fue formado por el programa de líderes globales del Foro… ¿Cómo es que Trudeau controla a todos los medios hegemónicos? Por el dinero. La CBC, el medio oficial más importante de Canadá, recibe más de $1.200 millones de dólares cada año de parte del gobierno Liberal de Trudeau.[6]

Cuando los medios y Trudeau ya no pudieron ignorar el clamor, especialmente teniendo en cuenta que cientos de miles de personas salieron a las calles a recibir las distintas caravanas, emplearon la falacia que todo progresista usa cuando no tiene argumentos: son un grupo minúsculo, tienen “posturas inaceptables”, son retrógrados, racistas, matones infantiles…

Esto, en vez de calmar las aguas, enfureció aún más a la población contra un Trudeau que ha perdido todo apoyo popular.

Así fue que la gente salió al encuentro de los camioneros por medio de una colecta en GoFundMe que hasta el 1 de febrero había reunido más de $9,983,010 dólares.[7]


Los camioneros y el pueblo salieron a las calles porque el actual gobierno está implementando leyes y mandatos que están destruyendo familias, las pequeñas empresas, la industria canadiense y los medios de vida. Incluso se vieron a manifestantes a favor de la familia y contra la ideología de género con consignas que rezaban:

“Papá: el hombre que protege a sus hijos de la ideología de género”.

“Los niños no nacen en el cuerpo equivocado”.

“Los niños no pueden consentir a bloqueadores hormonales”.

“La ideología de género no debe tener lugar en nuestras escuelas”.[8]

Es por eso que los camioneros están llevando la lucha a las puertas del Gobierno Federal y exigiendo que cesen de inmediato todos los mandatos impuestos tanto por el gobierno federal como por los gobiernos provinciales. Es por eso que estos camioneros entendieron que era su deber como canadienses poner fin a estos mandatos.  Lo están haciendo por sus familias y por las generaciones futuras que vendrán.

Trudeau, por su parte, demostró ser un cobarde. Durante dos días hubo un silencio absoluto de parte del Primer Ministro.[9] Luego el sábado por la mañana voceros del gobierno anunciaron que Trudeau había sido llevado a un lugar secreto. Después de 48 hs. de ausencia y sin nadie saber dónde estaba Trudeau, los medios oficiales anunciaron que se iba a aislar debido a haber dado positivo de COVID. Obviamente nadie le cree, pero fue la táctica que justificó para ausentarse por 10 días más.

La realidad es que decenas de miles de camiones desde todos los puntos del país se dirigieron a Ottawa y han bloqueado la ciudad. También han comenzado a bloquear puntos fronterizos con los Estados Unidos.[10] Los camioneros no se van a ir hasta que todas sus demandas sean escuchadas. Se deben levantar todas las restricciones sanitarias, pasaportes sanitarios, toques de queda, máscaras, prohibición de reuniones. TODO. ABSOLUTAMENTE TODO. Incluso que Trudeau dimita y deje inmediatamente el poder. Los camioneros han gritado libertad y con ellos la voz de todos los habitantes del planeta que no quieren ser dominados por una agenda globalista, progresista y en contra de nuestra dignidad como seres humanos.

© Pablo Muñoz Iturrieta 2021




[1] https://twitter.com/elonmusk/status/1487842692704862214?s=20&t=5gLBjgcYYxFa6N7LJzKxgw

[2] https://laws-lois.justice.gc.ca/eng/acts/e-4.5/page-1.html

[3] https://globalnews.ca/news/8503895/watchdog-probing-officials-cell-location-data/

[4] https://www.cbc.ca/news/business/cfib-survey-1.5882059

[5] https://twitter.com/PMunozIturrieta/status/1487554381834866693

[6] Cf. https://tnc.news/2020/01/31/commission-calls-for-more-cbc-funding-and-crackdown-on-press-freedom/

[7] https://www.gofundme.com/f/taking-back-our-freedom-convoy-2022

[8] https://twitter.com/PMunozIturrieta/status/1487810054082506752?s=20&t=bz-OmNCGfQAlXhz_N87VSg

[9] https://nationalpost.com/news/canada/prime-minister-justin-trudeau-silent-today-as-thousands-join-truckers-protest-in-ottawa?utm_medium=Social&utm_source=Twitter#Echobox=1643497254-1

[10] https://www.cbc.ca/news/canada/calgary/blockade-coutts-alberta-trucker-covid-convoy-1.6333957




Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s