La corrupción de Joe Biden

Se ha confirmado que el candidato presidencial demócrata Joe Biden formó parte de un plan familiar para ganar millones de dólares por medio de la asociación con una empresa del partido comunista chino.

La revelación ocurrió durante una declaración de Tony Bobulinski al diario New York Post. Bobulinski fue socio de Hunter Biden, Joe Biden y el hermano de Joe, Jim, en el plan con el gobierno chino. Esa afirmación por sí sola destruye lo que Joe Biden ha dicho sobre los muchos negocios de su hijo Hunter y nuca haber tenido parte o conocimiento de los mismos. Su reiterada insistencia en que los dos nunca hablaron de las fuentes de dinero de su hijo resultó ser una gran mentira.

Hunter y Joe Biden

Después de todo, los dos Biden, Joe y Hunter, viajaron juntos a China en el Air Force Two, donde Hunter Biden consiguió un compromiso contractual de US$ 1.500 millones de dólares de un banco chino controlado por el gobierno. Luego Hunter consiguió un trabajo por US$ 83.000 dólares mensuales en el directorio de una empresa de energía ucraniana, a pesar de no tener ningún conocimiento de electricidad o del país. Es decir, los $83.000 dólares mensuales eran coimas encubiertas del gobierno Ucraniano dadas por medio de una posición de trabajo como “consultor”.

El problema legal para Joe Biden surge del hecho que mientras era el vicepresidente de Obama, Biden fue la persona clave de la administración tanto en China como en Ucrania. Dondequiera que iba Joe, iba su hijo Hunter. Curioso.

Ahora, debido a que el papel de Joe Biden en el acuerdo con China se ha confirmado de manera creíble, es indiscutible que Joe sabía todo lo que estaba pasando. Es más, Biden era la persona clave en todas estas transacciones económicas que ahora salen a la luz. De esta manera queda demostrado que los Biden usaron de la vicepresidencia para enriquecerse ilegalmente en países extranjeros (China, Ucrania, Rusia, Rumania), donde recibían grandes contratos o trabajos ficticios a modo de coima por paquetes de ayuda económica o contratos con el gobierno de los Estados Unidos.

Ahora se entiende mejor por qué Joe Biden se opuso a la decisión de Trump de bajar los niveles de comercio con China, o cancelar los vuelos a fines de enero para prevenir el ingreso de personas infectadas con coronavirus.

En la China los Biden operaban por medio de una compañía llamada Sinohawk Holdings. El gobierno chino invertía en esta compañía no para generar dividendos, sino para realizar una inversión política y de influencia. Es decir, son coimas encubiertas. Una prueba de esto es que cada vez que entraba dinero chino, no permanecía en la compañía, sino que inmediatamente se transfería a las cuentas de los Biden.

4 Comentarios

  1. No hay algo más lejos de la democracia (en EEUU) que ser demócrata. Hay que desenmascarar a Joe, un tipo de estos (Joe) sólo llevará al garete al país. 🗽

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s