Cuidado con el discurso “pro vida” que busca ganar votos

¿Cómo es posible que un político abortista “de repente” comience a dar un discurso pro vida? Esto es el cinismo político en su máximo esplendor.

Los argentinos ya estamos medio acostumbrados al cinismo, de hecho, la Argentina dio a luz a una de las personas más cínicas de nuestros tiempos: Cristina Elizabeth Fernández de Kirchner. Tal vez será por eso que en los últimos días tanto Mauricio Macri como Alberto Fernández están mandando un mensaje a favor de la vida, la ayuda de Dios, la familia.

En el caso de Fernández, un video conciliador llamaba a prestar atención a lo que realmente nos une a los argentinos, “Este agosto nos unimos para defender lo importante”: la vida, la familia, matrimonio tradicional… No había ni una referencia al pañuelo verde, ni a las “minorías” oprimidas, ni una pareja LGBT, ni dos hombres besándose, ni nada que haga referencia a la basura progresista de izquierda… Este video desbloqueó un nuevo nivel de hipocresía.

En el caso de Macri, el solo hecho de haber abierto el “debate” sobre el aborto lo coloca en el pedestal de las personas más perversas de la historia argentina. Pero resulta que sus asesores le han hecho entender que sin el voto “pro vida” se quedan cortos. Demasiado tarde. Como Agustín Laje lo ha remarcado en varias ocasiones, el hecho de haber abierto el debate sobre el aborto fue un error político tan grande, que en el futuro se estudiará el caso Macri como ejemplo de fracaso político. Es más, en otro país esto podría haber llevado a la renuncia del presidente. No en la Argentina corrupta, donde se peca públicamente y todo se perdona y olvida fácilmente. Pero aún así, Macri se ganó la bronca de gran parte del pueblo argentino y, lo curioso, es que quienes sí están a favor del aborto a Macri no lo pueden ni ver tampoco…

Pero el voto pro vida pegó fuerte, por lo que no es de extrañar que de repente aparezcan varios con un falso discurso a favor de la vida para comprar votos. Veamos las tácticas que se emplean.  

Cuando el voto a favor de la vida aprieta, es común que los distintos candidatos presidenciales se cuiden de estar “muy” a favor del aborto, no vaya a ser que queden un poco desubicados con el sentir común de la gran mayoría. No olvidemos que fueron millones los que marcharon en Argentina en contra del aborto.

El discurso, entonces, se centra en apoyar el debate y la despenalización del aborto, pero afirmando a la vez que personalmente tienen reservas morales acerca del mismo. Es decir, “yo nunca lo haría”, pero… “no podemos restringir los derechos de la mujer”. O el clásico “estoy en contra del aborto personalmente, pero no podemos permitir que sigan muriendo mujeres…” Como si los abortos clandestinos se practicasen en una alcantarilla a las 3 de la mañana por la bruja del pueblo… La realidad es que los abortos clandestinos se realizan en su mayoría en hospitales por los mismos médicos que los realizarían en caso de legalizarse… Pero presentar las supuestas muertes como una urgencia de repente los convierte en “pro vida”, ya que por medio del aborto legal estarían salvando tantas vidas… menos la del bebé.   

Otra táctica es apoyar y defender los protocolos de aborto (tales como el protocolo ILE en Argentina), o decisiones de la Corte Suprema a favor del aborto (caso FAL en Argentina, etc.) y a la vez afirmar que están “en contra” del aborto, que debe ser para casos extremos, tales como la violación o el peligro en la salud de la mujer. Como si estos planteos fuesen un argumento sin salida, cuando en realidad no son más que falacias [nota: una falacia es un falso argumento que parece válido, pero no lo es. Muchas de las falacias o argumentos alrededor del aborto se cometen intencionalmente para persuadir o manipular a los demás y la persona, en su ignorancia, no sabe cómo refutar y muchas veces termina confundida y “convencida”, clásico de pañuelo verde].

Otro falso argumento es insistir en “evitar que se realicen más abortos” por medio de campañas de educación sexual y distribución de anticonceptivos y condones, porque si no hay embarazo tampoco hay aborto. Esto también es una gran trampa y una falacia, ya que los métodos anticonceptivos son parte del problema. Si no estuviesen estos métodos de por medio, no sería tan fácil “liberarse” sexualmente ya que tendría obvias consecuencias. Pero estos métodos no son tan efectivos como se anuncia y, por lo tanto, se presenta al aborto como la solución final y escapatoria. ¿Por qué se creen que es Planned Parenthood quien distribuye anticonceptivos y condones gratuitos? Porque facturan cobrándole al gobierno y cuando no funcionan estos métodos anticonceptivos ofrecen el aborto como alternativa, ya que este es el verdadero propósito de la compañía.

El aborto es un mal muy grave, sin nada que lo justifique, el cual deja tremendas consecuencias psicológicas, espirituales, e incluso físicas en todos aquellas personas envueltas en uno. Un niño es siempre una bendición, aún cuando nazca de una mala relación, violación, o sin haberlo querido. Digámosle que sí a la vida y en conciencia reflexionar y entender que a cualquier candidato que no sea 100% pro vida no lo podemos votar.

©Pablo Muñoz Iturrieta 2019

suscribirse al sitio

Anuncios

8 Comentarios

  1. Excelente artículo, como siempre. Parace que an Argentina no aprendimos a votar. Siempre volviendo al pasado. Priorizando el bolsillo a los valores y la patria.

    Me gusta

  2. Muy buen artículo, pero te cuestiono la foto, donde pones a Gomez Centurión, que fue y es un defensor de la vida. Si tenes alguna prueba de que usa el tema con fines políticos, por favor aportala para avivar a los votantes, pero sino no embarres a un héroe de Malvinas que sale a presentar batalla sabiendo que está en inferioridad de condiciones al mejor estilo Seineldin, para mostrar al mundo como dar testimonio de la fe que profesa.

    Me gusta

    1. la foto hace referencia a todos los candidatos presidenciales, nada más. En muchas ocasiones el autor ha afirmado que apoya a NOS y va a votar a Gómez Centurión aunque sea el único que lo vote..

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s