Discurso de Robert Kennedy Jr. en la marcha de Berlin

En distintas ciudades del mundo se realizaron marchas este pasado fin de semana por la dictadura sanitaria global impuesta a todos los países bajo órdenes de los principales actores del tablero geopolítico mundial, a quienes la mayoría de los gobiernos obedecen servilmente imponiendo cuarentenas que, mientras más estrictas, menos sirven. Argentina es el caso ejemplar.

La multitudinaria marcha en Berlín, Alemania, tuvo como principal orador al abogado Robert F. Kennedy Junior, sobrino del presidente John Fitzgerald Kennedy. Para el presidente de Children’s Health Defencelos gobernantes explotan el miedo para obtener el control sobre las personas: “Aman la pandemia porque les permite someter a los pueblos”. Para Kennedy la pandemia es “una crisis conveniente” que, como efecto más grave, está destruyendo a la clase media, empobreciendo a la población mundial y haciendo más poderoso a un círculo restringido de sujetos.

Presento aquí el discurso y agradezco a José Arturo Quarracino, autor del libro “Geopolítica y Aborto”, quien me proporcionó la traducción al español. .


Robert F. Kennedy Jr.

Discurso a la multitud congregada en Berlín
(29 de agosto 2020)

Gracias a todos. En Estados Unidos, los diarios dicen que vine aquí para hablar con 5.000 nazis. Y mañana confirmarán exactamente que estuve aquí y hablé con 3000/5000 nazis. Pero cuando miro a la multitud, yo veo lo opuesto a los nazis: veo personas que aman la democracia, personas que quieren un gobierno abierto, que quieren líderes que no les mientan y que no tomen decisiones arbitrarias con la finalidad de orquestar la opinión pública. La gente ya no quiere gobernantes que inventen leyes y reglamentos arbitrarios para orquestar la obediencia de la población.

Queremos políticos que se preocupen por la salud de nuestros niños y no por sus ganancias del lobby farmacéutico. Queremos políticos que no hagan acuerdos con las grandes farmacéuticas. Esto es lo opuesto al nazismo. Miro a esta multitud y veo banderas de toda Europa, personas con diferentes colores de piel, de cada nación y de cada religión que se preocupan por la dignidad humana, por la salud de los niños, por la libertad humana. Esto es lo opuesto al nazismo.

Los gobiernos aman las pandemias, las aman por la misma razón por la que aman la guerra: porque les permite tener el control de la población que de otro modo la población no aceptaría. Las instituciones se están organizando para orquestar una obediencia impuesta. Les diré algo que para mí es un misterio: todas estas personas grandes e importantes, como Bill Gates y Anthony Fauci, han planificado y pensando en esta pandemia durante décadas, de tal modo que todos pudiéramos estar a salvo cuando finalmente llegara la pandemia. Sin embargo, ahora que estamos en ese lugar ellos no parecen saber de qué están hablando. Y continúan así. Difundiendo e inventando números y no están en condiciones de decir cuál es la tasa de mortalidad por el Covid. No logran darnos una prueba de PCR que funcione realmente. Tienen que cambiar constantemente la definición de Covid en el certificado de defunción para hacerlo parecer cada vez más peligroso. De la única cosa que son capaces es de aumentar el miedo de la población.

Hace 75 años Hermann Göring (político y general de guerra alemán) testificó en el Tribunal de Nuremberg. Se le preguntó: ¿Cómo convencieron al pueblo alemán para que aceptara todo esto? Y él respondió: “Fue fácil, no tiene nada que ver con el nazismo, tiene que ver con la naturaleza humana. Puedes hacer esto en un régimen nazi, socialista o comunista, puedes hacerlo en una monarquía o en una democracia. Lo único que hay que hacer para esclavizar a las personas es asustarlas. Y si llegas a encontrar algo para asustarlos puedes hacer que hagan lo que quieras“.

Hace 50 años mi tío John F. Kennedy vino a esta ciudad, porque Berlín era la frontera contra el totalitarismo global. Hoy todavía Berlin sigue siendo la frontera contra el totalitarismo. Mi tío vino aquí y dijo con orgullo al pueblo alemán: “Ich bin ein Berliner” [Soy un berlinés]. Hoy todos los que están aquí pueden decir con orgullo una vez más: “Ich bin ein Berliner”. Ustedes son la frontera contra el totalitarismo.

Permítanme decirles una cosa más: no hicieron un buen trabajo con la protección de la salud pública, pero hicieron un trabajo óptimo al usar la cuarentena para llevar el 5G a todos los Estados y para comenzar el proceso para llevarnos a la moneda digital, que es comienzo de la esclavitud. Porque si controlan tu cuenta bancaria controlan tu comportamiento.

Y vemos todos estas publicidades en la televisión que repiten como eslogan: “¡El 5G está llegando a tu ciudad, cambiará tu vida para mejor!”. Debo decir que estas publicidades son muy convincentes. Porque mientras las miro, pienso: es fantástico esperar ansiosamente que llegue la tecnología de quinta generación, porque estaré en condiciones de descargar un videojuego en 6 segundos en lugar de 16.

¿Es por eso que estamos gastando 5 billones de dólares en 5GNo, el motivo es para la vigilancia y la recopilación de datos. No es para ti ni para mí, es para Bill Gates, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos y todos los demás billonarios. Bill gates afirmó que su flota de satélites estará en condiciones de vigilar cada metro cuadrado del planeta, las 24 horas del día. Y esto es solo el comienzo, también estará en condiciones de seguirlos, a cada uno de ustedes, a través de los smartphones de ustedes, el reconocimiento biométrico facial, el GPS. ¿Crees que ‘Alexa’ está trabajando para ustedes? Ella está trabajando para Bill Gates, espiándolos.

Entonces la pandemia es una crisis conveniente para las élites que están dictando sus políticas. Les da la capacidad de acabar con la clase mediade destruir la institución de la democracia y poner toda nuestra riqueza en manos de un puñado de multimillonarios para enriquecerlos más por medio del empobreciendo a los demás.

Lo único que se interpone entre ellos y nuestros hijos es esta multitud que ha venido a Berlín. Les diremos a ellos: ustedes no nos quitarán nuestra libertad, no envenenarán a nuestros hijos, queremos recuperar nuestra democracia.

Gracias a todos por esta lucha.

5 Comentarios

  1. Familia muy sufrida la de él: hijo de Robert Francis Kennedy, también conocido como Bobby Kennedy o RFK, n: 20/11/25 + 06/06/68 “Good Samaritan Hospital”, Los Ángeles, California, EE UU asesinado Su madre Ethel aún vive. (del “uiqui”)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s